El objeto del presente Código es pautar el desarrollo de la actividad científica en sus distintas facetas y dimensiones, orientar el ejercicio del liderazgo, las colaboraciones científicas y el proceso de creación, protección, evaluación y difusión de resultados, con el fin último de asegurar la calidad de la investigación del CSIC y prevenir conductas inadecuadas. Su contenido es aplicable a toda la investigación del CSIC, y los valores y conductas que promueve trascienden el ámbito de la legalidad, contribuyendo, sin embargo, a su desarrollo e implementación.
El Código de Buenas Prácticas Científicas del CSIC alcanza a todo su personal investigador, incluido aquel en formación y el que desempeña funciones conexas a la investigación —personal técnico y de apoyo—, con independencia de la naturaleza del vínculo con el CSIC y de su carácter fijo o temporal, sin perjuicio de su sujeción a la normativa sobre incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones Públicas y demás normativas aplicables. Asimismo, este Código es también de aplicación al personal ajeno a la Institución, incluido el personal en prácticas o formación que realice actividad científica en el CSIC.