El CSIC, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Castilla la Mancha, han desarrollado un fotocatalizador compuesto por nanopartículas de óxido titanio y grafeno, capaz de degradar eficazmente contaminantes orgánicos en disoluciones acuosas, usando luz solar para ejercer su efecto
oxidante.

Se buscan socios industriales interesados en la licencia del material para su desarrollo y posterior comercialización para descontaminación de aguas.

Authors: Gema Luna, Marisol Faraldos, Ana Bahamonde, Álvaro Tolosana, Viviana Jehová González, Ester Vázquez.

Descargar pdf